Carlos Joaquín González, gobernador de Quintana Roo, informó la noche de este domingo que los policías que provocaron la muerte de una mujer en Tulum ya fueron separados del cargo y están bajo investigación de la Fiscalía.

“Tengan la certeza de que no habrá impunidad. Haremos todo lo que está a nuestro alcance para tener mejores corporaciones policíacas”, dijo el mandatario estatal en un video compartido a través de su cuenta de Twitter.

Agregó que “en Quintana Roo no se permiten abusos de la policía ni de ninguna autoridad, cuando no se respeten las normas y los derechos de las personas se castigará conforme a la ley”.

Antes de eso la actual secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, condenó y exigió justicia ante el abuso policíaco cometido en contra de la mujer salvadoreña.

“Condeno y exijo justicia ante los hechos lamentables, ocurridos en Quintana Roo este fin de semana. Actos como estos no deben quedar impunes”, escribió la funcionaria federal en su cuenta de Twitter la tarde de este domingo.

Este ha sido un fin de semana literalmente feminicida en el estado. En menos de 24 horas, tres mujeres fueron asesinadas, incluida la víctima de este caso; una más en Cancún y otra en Holbox, en el que es el primer feminicidio registrado en la historia de esta isla.