Sabemos que el pasado 5 de marzo se dio a conocer que un perro de raza Pomerania había contraído el Virus COVID-19 en Hong Kong, el perro fue diagnosticado el pasado 26 de febrero después de una prueba que se le realizó, se detectaron niveles bajos del coronavirus en nariz y boca por lo que se repitieron otros días de prueba en donde el Perro dio negativo en las siguientes pruebas, aun no se tiene una explicación del por qué dio positivo en la primer prueba.

Sabemos que la dueña, una señora de 60 años había contraído el Virus y por lo tanto se empezó a especular que se podía transmitir a mascotas, lo cual hizo a la gente entrar en pánico. El día de hoy se dio a conocer que el perro murió, aunque aún no se sabe el motivo ya que la dueña no permitió que se le realizara una autopsia, la creencia de que el perro tenía COVID-19 preocupo a las personas.

El día de hoy se dio a conocer que el perro murió, aunque aún no se sabe el motivo ya que la dueña no permitió que se le realizara una autopsia, la creencia de que el perro tenía COVID-19 preocupo a las personas.
Sin embargo no existe ninguna evidencia científica que indique que las mascotas son portadoras del COVID-19 o que lo puedan contraer. Es verdad que existe un tipo de Coronavirus que afecta a perros y gatos pero este caso de Coronavirus no es el mismo ya que son tipos completamente diferentes a nivel genético.

Pero, ¿Qué pasa si una persona infectada convive con su mascota?

No pasa nada pero hay que mantener una serie de medidas para evitar cualquier cosa, se aconseja mantener una distancia con la mascota, la persona debe evitar el uso de materiales hacia la mascota que hayan estado en contacto con la persona infectada.

A pesar de esto no hay que dejar de seguir las indicaciones y recomendaciones, como lavarse las manos con agua y jabón después de tocar animales, evitar tocarse la boca, los ojos y la nariz y evitar el contacto con animales enfermos. ¡Cuidemos a los nuestros! Por:Tania Ramón