Este fin de semana en Inglaterra se atrevieron a dar un paso más hacía la reactivación de la economía reabriendo los Pubs en Londres, luego de más de tres meses de permanecer cerrados por la pandemia del COVID-19.

Pero lo que debió ser una muestra de consciencia, poniendo en práctica todo lo que se pudo aprender durante el confinamiento, se convirtió en un fin de semana de locura con desmanes y situaciones potencialmente peligrosas para tener un rebrote de la epidemia del nuevo coronavirus.

“La muchedumbre empezó a llegar hacia las 13 horas y rápidamente todo quedó fuera de control” relató Rafal Liszewski, gerente de una tienda en una de las calles más animadas del barrio londinense de Soho.

Una imagen tomada por un fotógrafo de la AFP en una calle de Soho muestra a varias personas cayendo unas sobre otras, sin miedo alguno al COVID-19 que no ha desaparecido aún en el Reino Unido.

En Londres, los pubs, hoteles, peluquerías, cines y museos volvieron a abrir el sábado, medida considerada prematura por las demás provincias británicas, que adoptaron su propio calendario de desconfinamiento. Inglaterra tiene más de 286 mil casos confirmados de COVID-19, de los cuales más de 33 mil están en Londres, con más de 44 mil muertes, de las cuales más de 6 mil se han dado en la capital londinense.

Redacción: Delgado Marco