Skip to content

Con inteligencia artificial reconstruyen “Ronda de noche” el cuadro más famoso de Rembrandt

6 julio, 2021

En 1715, se cortaron grandes trozos de la obra de maestra de Rembrandt “La ronda de noche” para colocar el colosal lienzo en otro lugar. Ahora, por primera vez, después de más de 300 años, los seguidores del arte y asistentes al museo de Ámsterdam, Rijksmuseum, pueden ver el cuadro en su formato original gracias a la impresionante reconstrucción de las piezas perdidas mediante inteligencia artificial.

Rembrandt pintó “La ronda de Noche” en el año de 1642 por encargo de un alcalde y líder de la guardia cívica de Ámsterdam, para representar a los oficiales. Estuvo ahí colgada en el club de los guardias cívicos durante más de 73 años, hasta que la pintura fue trasladada al Consistorio de la capital holandesa, donde querían colocarla entre dos puertas, pero no “encajaba bien”, asegura Dibbits

“La gente que lo trasladó decidió cortarlo y, realmente, tomaron las tijeras y lo hicieron por los cuatro lados”,.

Las tiras que se cortaron nunca se encontraron. (Tengan en cuenta que no sabían su valor). Pero ese fue el comienzo de la mala historia. Pues siguieron “atacandola” durante muchos.”Un hombre llegó a apuñalar el cuadro en 1911; luego, fue escondido debajo de un búnker cuando la Alemania nazi invadió los Países Bajos, fue acuchillado por un desequilibrado mental en 1975 y fue rociado con ácido en 1990. Pero la pintura siguió vio viva. “Cómo si ya supiera su enorme destino”

La reconstrucción de las piezas que faltan fue hace unas semanas y se hizo posible gracias a una pequeña copia realizada en el sigo XVII por un artista llamado Gerrit Lundens, pero no era muy parecida, ya que está presentaba distinto estilo y color, pero era lo más cercano. Asi que se decidió cómo “una pequeña solución”. Y comenzaron a enseñarle arte a la I.A. “enviaron la inteligencia artificial a la escuela de arte”, contó Robert Erdmann, experto del Rijksmuseum, encargado del proyecto.

El programa comparó el original de Rembrandt con la copia y, una vez que ya tenia dominado todo su estilo, Erdmann se puso a trabajar en la recreación de las piezas perdidas. Tanto fue su parecido que incluso aprendió a copiar las diminutas grietas en la superficie de “La ronda de noche” un detalle muy muy purista., mencionó Erdmann.

Al final la imagen se imprimió en un lienzo, se barnizó y luego se colocó sobre cuatro marcos de metal situados alrededor de la pintura. “Fue realmente un placer” ver la pintura restaurada. Realmente cambia toda la composición”, subrayó Erdmann

Comparte esta noticia 👨‍🚀