Morrissey tiene un nuevo objetivo al cual dirigir sus dardos. Y esta vez se trata de la famosa serie Los Simpson, luego que el cantante apareciera junto a The Smiths en el más reciente episodio de la serie animada, aún sin haber autorizado su imagen.

El capítulo, titulado Panic on the streets of Springfield -en alusión al éxito del grupo Panic in the streets of London– se emitió anoche en Estados Unidos y su trama muestra a Lisa creando un nuevo amigo imaginario: una cantante de indie rock sombrío y deprimido de los años 80 en Reino Unido, claramente inspirado en el intérprete de “You Have kill me”

Si bien la serie no logró que el mismo Morrissey participara para hacer la voz del personaje (era obvio que no iba aceptar) -rebautizado como “Quilloughby”-, este fue personificado por el actor británico Benedict Cumberbatch (Conocido por ser el Dr strange) Según medios del Hemisferio Norte, el episodio mostró al solista como un sujeto de extrema-derecha, racista y que termina con sobrepeso y borracho cuando llega a la crisis de la mediana edad. Lo pintan como un rockstar retirado.

Morrissey disparó contra la serie en un comunicado que subió a su página de Facebook, donde aseguró que el programa había “empeorado” en los últimos años y que por eso había bajado su nivel de ausencia, mencionó que la época dorada de los simpson, ya paso. Esto fue todo lo que respondió Moz:

”Lamentablemente, el programa de Los Simpsoncomenzó creando una gran comprensión de la experiencia cultural moderna, pero desde entonces ha degenerado para tratar de capitalizar controversias baratas y exponer rumores viciosos”.

Burlarse de los sujetos es una cosa. Otros programas como SNL todavía hacen un gran trabajo al encontrar formas de inspirar una gran sátira. Pero cuando un programa cae tan bajo para usar tácticas duramente odiosas, como mostrar al personaje de Morrissey con la barriga colgando de su camisa (cuando nunca se ha visto así en ningún momento de su carrera), hace que uno se pregunte quién es el grupo racista realmente hiriente aquí.”

Añadió: “Aún peor, llamar al personaje de Morrissey por ser racista, sin señalar ningún caso específico, no ofrece nada. Solo sirve para insultar al artista. Deberían tomar ese espejo y mostrárselo a sí mismos “.

”No es sorprendente que los índices de audiencia de Los Simpson hayan bajado tanto en los últimos años”, remató.

Comparte esta noticia 👨‍🚀