Utilizando satélites de última generación, científicos de la NASA y la Universidad de Alaska crearon un método muy especial para anticipar signos de actividad volcánica años antes de las erupciones.

“La metodología se basa en un aumento sutil pero significativo de las emisiones de calor en grandes áreas de un volcán en los años previos a su erupción”, dijo en un comunicado Társilo Girona, de la Universidad de Alaska“Esto nos permite ver que un volcán se ha vuelto a despertar, a menudo mucho antes de que aparezcan los otros signos“.

La investigación se publicó recientemente en la famosa revista científica Nature Geoscience. Un referente en el tema

La falta de previsión de estos fenómenos solía causar graves daños, incluso de llegaron a perder ciudades enteras por erupciones volcánicas imprevistas. En las últimas semanas el episodio más dramatico se produjo en la isla caribeña de San Vicente, donde la actividad del volcán La Soufriere obligó a evacuar unas 20 mil personas de sus hogares.

l equipo de estudio analizó datos obtenidos de los espectrorradiómetros colocados a bordo de los satélites Terra y Aqua de la NASA, para varios tipos de volcanes que han entrado en erupción en las últimas dos décadas.

Los resultados fueron muy firmes: en los años previos a una erupción, la temperatura de la superficie radiante en gran parte del volcán aumenta alrededor de 1 grado Celsius con respecto a su estado normal y disminuyó después de cada erupción.

No estamos hablando de puntos calientes aquí, sino más bien del calentamiento de grandes áreas de los volcanes“, dijo otro de los autores, Paul Lundgren“Por lo tanto, es probable que esté relacionado con procesos fundamentales que ocurren en profundidad”.

Comparte esta noticia 👨‍🚀