La Cámara de Diputados aprobó este viernes la legalización del aborto en Argentina, pero el proyecto, impulsado por el presidente Alberto Fernández, aún debe someterse a la votación del Senado, que hace dos años rechazó una iniciativa similar.

La aprobación fue recibida con un estallido de alegría por miles de jóvenes de pañuelo verde, emblema de la campaña a favor de la legalización del aborto, que pasaron toda la noche en las afueras del Congreso, en Buenos Aires, a la espera de la votación en este país de mayoría católica y cuna del papa Francisco.

El país

El proyecto de ley permite el aborto hasta la semana 14 de gestación. Tuvo 131 votos a favor, 117 en contra y seis abstenciones. La diferencia fue mayor que en 2018 cuando hubo 129 votos a favor, 125 en contra y una abstención.

En la sesión, la diputada Ana Carolina Gaillard, del oficialista Frente de Todos, enfatizó que “el debate es sobre aborto seguro o aborto inseguro”, al evocar las muertes por interrupciones clandestinas del embarazo, unas 3.000 desde 1983, según el presidente Fernández.

El país

En Argentina, el aborto solo se permite en caso de violación o peligro de vida para la mujer, legislación vigente desde 1921.

Si el Senado aprueba el aborto legal, Argentina se sumará a Cuba, Uruguay y Guyana como países que lo permiten en América Latina. También está autorizado en Ciudad de México.