México esta “en mala situación frente a la epidemia de COVID-19, que vio duplicar el número de casos y muertes entre mediados y finales de noviembre”, advirtió el lunes el jefe de la  OMS.

“Queremos pedirle a México que se lo lo tome muy en serio”, subrayó Tedros Adhanom Ghebreyesus, durante la rueda de prensa quincenal que su agencia dedica a la pandemia.

Recientemente, las hospitalizaciones por COVID-19 en Ciudad de México alcanzaron el nivel más alto desde julio pasado, informaron este viernes las autoridades capitalinas.

Pese al aumento de los contagios y los internamientos, Ciudad de México, de casi nueve millones de habitantes, se encuentra en semáforo naranja, nivel de alerta previo al rojo, de máxima peligrosidad, al que se llegaría si la ocupación hospitalaria sube a 65%.

Ciudad de México mantendrá además por segunda semana consecutiva la restricción en la venta de licor en 8 de sus 16 alcaldías, así como el adelanto de la hora de cierre de restaurantes, cines y gimnasios.

La alcaldesa, Claudia Sheinbaum, instó a cooperar para evitar un nuevo confinamiento como el que vivió la urbe entre abril y mayo pasados, con el cierre de todas las actividades económicas no esenciales.