El Gobierno decidió congelar hasta fin de año las tarifas de la telefonía celular y fija, a los servicios de Internet y de televisión paga. Además, a partir de ahora, el Estado regulará el precio que fijen las empresas de telefonía. Haciendo de esto algo épico para la nación Argentina.

A mitad de la crisis económica sumando 160 días de pandemia, el presidente Alberto Fernández (Presidente de Argentina) firmó un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que declara esos servicios “públicos” y “esenciales”. Además, les impide a las empresas aumentar las tarifas sin previa autorización del Estado.

“Hemos decidido declarar servicios públicos a la telefonía celular, a los servicios de internet y a la televisión paga. De esta manera garantizamos el acceso a los mismos para todos y todas”, escribió el jefe del Estado en Twitter.

El Decreto de Necesidad y Urgencia establece modificaciones a la ley 27.078 de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC). Incorpora un artículo a esa norma a través del cual otorga el “carácter de servicio público en competencia” para los servicios de las TIC y el acceso a las redes de telecomunicaciones “para y entre” sus licenciatarios. Y dispone que el Ente Nacional de Comunicaciones, como autoridad de aplicación, “garantizará su efectiva disponibilidad”.

Comparte esta noticia 👨‍🚀