Han sido mostradas por la NASA y la Agencia Espacial Europea las imágenes más cercanas del Sol logradas hasta ahora. Las fotografías de alta definición fueron tomadas a través de la Cámara del Ultraviolento Extremo de la sonda Orbiter, que llegó a instalarse a 77 millones de kilómetros de la superficie del astro, casi la mitad de la distancia que lo separa de la Tierra.

En febrero de 2020 fue lanzada al espacio esta nave y continuará su trayecto hasta alcanzar el último cuarto de la distancia total que existe desde la Tierra, a unos 42 millones de kilómetros del Sol. “Es el último límite posible para tomar imágenes”, relató Holly Gilbert, científica de la NASA, en un artículo publicado por CNN.

La Agencia EFE, por su parte, en un reporte señala que las nuevas imágenes revelan pequeñas “erupciones” sobre la corteza solar, cuyos tamaños son de millones a miles de millones más pequeños que las fulguraciones del Sol posibles de observar desde la Tierra.

Redacción: Delgado Marco

Comparte esta noticia 👨‍🚀