Un día como hoy, pero de 1956, en Mánchester, Reino Unido, nacía Ian Curtis, el atormentado poeta líder de Joy Division que no pudo vencer sus fantasmas y terminó, tempranamente, por quitarse la vida. El 18 de mayo de este año se cumplieron 40 años de su muerte, pero hoy recordamos su nacimiento, su legado y sus tormentos. 

En1976 Curtis formó Joy Division, tomando como referencia la poesía de William Burroughs y la influencia musical de David Bowie, Loud Reed, Velvet Underground, además de su lado oscuro que lo invadía, la epilepsia que lo afectaba y la muerte. 

Y es que Ian vivió atormentado por la epilepsia que padecía, sus dos relaciones amorosas que mantenía al mismo tiempo y su obsesión con la muerte. A los 19 años se casó con Deborah Curtis, con la cual tuvo una hija, Natalie, pero la fama, los conciertos, el agobio de su vida personal y la carga emocional que ya sostenía en sus hombros, hizo de la relación algo más tóxico que romántico y se complicó todo cuando conoció a Annik Honoré, con quien mantuvo una relación a la par y de la que no se separó hasta su suicidio.

Cada vez que se presentaba en vivo con Joy Division, Curtis desarrolló un extraño baile que simulaba sus ataques de epilepsia, los cuales se presentaron de manera real en varios de sus shows, incluso, llegando a desmayarse y a asistirlo para poder bajarlo del escenario. 

Luego de que su esposa lo abandonara, después de una fuerte discusión, en 1980, un 18 de mayo, Ian Curtis, con apenas 23 años, decidió acabar con su vida colgándose en la cocina de su casa. El legado musical de Curtis con Joy Division incluye apenas dos discos (Unknown Pleasures de 1979 y Closer de 1980), pero que hoy día son considerados de culto e influencia de un sinfín de bandas que hasta hoy siguen reconociendo el talento del incomprendido genio musical llamado Ian Curtis.

Recuerda y disfruta con nosotros a Ian Curtis con Joy Division:

Redacción: Delgado Marco