El terremoto del 23 de junio del 2020, de magnitud 7.4, que tuvo lugar en Crucecita , Oaxaca, desplazó 45cm el territorio mexicano según datos de la NASA.

Foto: @NASA_es

Gracias a un análisis que realizó la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos (NASA), es que se supo que el territorio mexicano se desplazó 45cm.

Satélites que muestran el desplazamiento de México

Gracias al mapa obtenido por los datos satelitales, de la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (JAXA) ALOS-2, que fueron recabados poco antes del 31 de Marzo del 2020, y después de sismo que fue este 23 de Junio, es que podemos ver el desplazamiento de la superficie, suscitado en Pinotepa Nacional.

Hasta el día de hoy se han generado mapas de este desplazamiento de superficie utilizando datos satelitales de esta region, que provienen del radar de apertura sintética (SAR) de la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial.

Tras este sismo cerca de Oaxaca, hemos podido observar un desplazamiento de casi 45 cm en el epicentro de este mismo, según los análisis iniciales.

El Programa de Desastres de Ciencias Aplicadas a la Tierra de la NASA, ha abierto los ojos y está comenzando a investigar este fenómeno. Están produciendo datos e imágenes satelitales para poder comprender mejor todos los impactos de estos movimientos telúricos.

Aunque a todos nos espantaron después con la alerta de un tsunami, en estas regiones. Ya que nos pasaron nuestro bolillo para el susto, los expertos han tenido una oportunidad para poder probar las capacidades del sistema de predicción y alerta temprana de tsunamis, ya que esto fortalece a los profesionales y pone a prueba los nuevos sistemas que se están obteniendo.

Gracias a estas lecciones, el proyecto trabajará para poder producir un sistema operativo de alerta temprana de tsunami y, poder obtener información para evacuar en las zonas de amenaza de tsunami.

Gracias a este terremoto encontraron pinturas rupestres en Oaxaca

Tras el terremoto que tuvo epicentro en la costa de Oaxaca el 23 de junio, de deslizó una roca y dejó al descubierto dos pinturas rupestres. Esto tuvo lugar en la localidad de Santa María Mixtequilla, esto en el Istmo de Tehuantepec.

Una de las pinturas rupestres encontradas tras el sismo.

Esta localidad fue fundada en 1496, encontramos presencia de culturas Zapoteca y Mixteca. Este gran descubrimiento tuvo lugar en el Cerro de la Pasión, después que las autoridades de Protección Civil hicieron una inspección.

Dieron aviso a personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Ellos visitaron el hallazgo un día después del sismo, y aunque aun no se sabe mucho sobre ellas, confirmaron su autenticidad, y sus medidas exactas. Algo bueno surgió de este lamentable suceso, esto ayudaría a poder obtener mas datos que sirvan para la region y su historia.

Redacción: Marcelo Román