Especialistas del medio ambiente advirtieron estos días que estos desechos representan una amenaza mundial para la vida marina, y los habitats de vida silvestre. Millones de cubrebocas están siendo usados debido al brote de COVID -19 (Coronavirus) y ya se empiezan acumular en algunas playas del mundo.

Muchas personas han tomado la decisión de usar estos cubre bocas como medida preventiva, y no han sido desechados de manera adecuada, aparte se ha dicho que no son funcionales contra el virus, para este se necesitan cubrebocas especiales.

Aún así están siendo usados masivamente y terminan en el mar, los especialistas advierten que esto ya empezó a hacer más grave el problema de contaminación y ya empezó a preocupar a los más expertos en el tema.

“Tan sólo hemos tenido mascarillas en un volumen masivo durante las últimas seis u ocho semanas imagínense a millones de personas usando cubre bocas desechables todos los días(…) “Nadie quiere ir al bosque o a la playa y encontrar mascarillas tiradas por todas partes. Es antihigiénico y peligroso”, y ahora empezamos a ver su efecto sobre el medio ambiente”, acusó Gary Stokes, fundador del grupo ecologista Oceans Asia.